La Araucana avanza en venta de activos prescindibles y cierre de filiales

, Modernización de Empresas, Tarjetas y Pagos Electrónicos

El instituto profesional perteneciente a la entidad, anota una caída de 34% en sus ingresos. Mientras tanto, la caja ha recaudado cerca de $7.000 millones en la venta de inmuebles.La AraucanaCerca de 20 meses han pasado desde que la junta de acreedores de La Araucana aprobara el acuerdo de reestructuración financiera, el cual permitió a la caja reordenar obligaciones por $425 mil millones que mantenía con bancos y tenedores de bonos.
El trato consistía en canjear el total de la deuda por un primer bono a un año plazo que pagará el 10% del capital, y que contará con un cuotón por el 90% del remanente de la deuda a tasa de 7% anual, y un segundo bono que comienza el segundo año desde la reestructuración y canjea el 90% del primer papel, amortizando el capital durante 7 años a una tasa de 8,05%.

Sin embargo, el acuerdo también implicaba una serie de obligaciones para la entidad financiera: desprenderse de 12 de sus 15 filiales, quedando sólo con recreación, la corporación de salud y corporación de educación. En paralelo, la caja enajenaría una serie de propiedades que declaró como activos prescindibles.
Entre los 20 inmuebles de la lista, hay 8 en Santiago, incluido el piso 6 del World Trade Center; y las restantes 12 propiedades están ubicadas en edificios y departamentos en Curicó, Iquique, Puerto Montt, Vallenar, La Serena, Temuco, Angol, Osorno, Ovalle y Talcahuano.
Según sus estados financieros, al 30 de septiembre se han desprendido de 14 inmuebles, lo que ha tenido un impacto sobre los resultados de $90 millones en 2017, y de $12,3 millones en 2016. Sin embargo, dicha cifra sólo implica el mayor valor de venta menos el contable. En total, la enajenación de los activos habría proporcionado a la caja unos $7.000 millones, y por las oficinas remanentes podría recaudar otros $3.000 millones.
Todo esto, en un escenario donde la caja y acreedores están en proceso de revisión de las restricciones financieras, a lo que se suman los retrasos en el canje de deuda provocado por la demora en tribunales en ejecutoriar los acuerdos.
En el intertanto, La Araucana paga a sus acreedores como si se encontrara en la fase 1 del acuerdo, pero el paso a la fase 2 depende de la renegociación de covenants. Hoy incumple 3 de 6.

  • ¿Qué ha pasado?
    La Araucana está en proceso de revisión de las restricciones financieras.
  • ¿En qué está la venta de activos?
    De los 20 inmuebles declarados como prescindibles, la caja ya ha vendido 14, recaudando unos $7.000 millones. Por los restantes podría obtener hasta $3.000 millones.
  • ¿Cómo ha evolucionado la cartera?
    Si bien el saldo bruto cayó 3,81% en 12 meses, la utilidad subió de $5.446 millones a $13.060 millones.
  • Cómo le fue a la caja?
    septiembre el Ebitda alcanzó los $6.520 millones, una expansión de 174,98% respecto del mismo período del ejercicio previo.

Las sociedades
Clave en la reestructuración financiera era reorganizar las actividades de la caja. Por ello es que se negoció una reducción de sus filiales para que se enfocara en su negocio core. Así, a septiembre los activos y pasivos mantenidos para la venta son las sociedades Percade S.A., Peñuelas Norte S.A., Servicios de Cobranza Corporativo S.A., Corredora de Seguros La Araucana S.A. Según sus EEFF, éstas operaciones discontinuadas por distribuir han generado pérdidas por $1.323 millones.
Mientras este proceso continúa, las cifras de la compañía comienzan a mejorar. A septiembre el Ebitda alcanzó los $6.520 millones, una expansión de 174,98% respecto del mismo período del ejercicio previo, algo que en su análisis razonado atribuyó a la reversa de las provisiones adicionales de crédito social, autorizado por la Superintendencia de Seguridad Social, además de menores gastos de apoyo y mejor rendimiento en el ingreso de la cartera de créditos sociales.
Así, en el período la última línea anotó beneficios por $2.088 millones, lo que se compara positivamente con las pérdidas por $5.457 millones de septiembre de 2016.
Pero al descomponer las ganancias de la firma por segmento, sólo crédito social reporta utilidades. Y en el mercado comentan el buen desempeño de la cartera: si bien el saldo bruto cayó 3,81% en 12 meses, la utilidad subió de $5.446 millones a $13.060 millones.
Pero las posibilidades de que el negocio crediticio crezca son casi nulas. Los bancos mantienen cortado el financiamiento, por lo que los nuevos préstamos de la caja se fondean con los flujos que genera su propia cartera.
En los otros segmentos la caja sólo anota pérdidas. Prestaciones adicionales, -$3.002 millones; otros servicios, -$1.032 millones; educación, -$5.248 millones; salud, -$214 millones; recreación, -$1.180 millones, y el rubro otros, -$298 millones.

El instituto
Si bien durante el proceso de negociación se señaló que la caja se desprendería del Instituto Profesional La Araucana, los últimos datos del plante educacional han retrasado dicho proceso.
En 2015 perdió la acreditación, lo que generó una fuerte caída en la matrícula y, por consiguiente, una merma de sus ingresos. Los $8.558 millones que anota a septiembre de 2017 en el ítem entradas ordinarias, son un 34% inferiores a los registrados en el mismo período del ejercicio anterior.
La entidad ya logró acreditarse por dos años, y ahora están trabajando para lograr ampliar la certificación a 4 años. Ello permitiría fortalecer la estructura financiera del plantel, e implicaría que La Araucana retome los planes para deshacerse del instituto.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores