Multas impagas de tránsito llegan a 9,9 millones: el 90% corresponde a deudas por no pago de tag

, Modernización de Empresas, Otros, Tarjetas y Pagos Electrónicos

Último informe nacional, solicitado por “El Mercurio” mediante la Ley de Transparencia.
Los vehículos que circulan por las autopistas con las patentes tapadas o manchadas, sin llevar las placas o sin el tag han aumentado en los últimos años. También lo han hecho quienes tienen el dispositivo de cobro, pero simplemente deciden no pagar sus cuentas. Así se desprende del último informe nacional de multas de tránsito impagas, al que accedió “El Mercurio”, mediante la Ley de Transparencia.
Según el reporte, en el país las multas impagas acumuladas a julio de este año llegan a 9.923.285, lo que significa un aumento de 928.560 respecto de las registradas en 2016 y representa un alza de 10%.
La Región Metropolitana concentra el 98,4%, con 9.769.286 (ver infografía). Esto se explica por las autopistas urbanas y las distintas formas que tienen los conductores para eludir el pago del tag: el 90% del total de infracciones se debe a dichas causas.
Consultado por el fenómeno, el presidente de la Asociación de Concesionarios (Copsa), Leonardo Daneri, advirtió que, de continuar esta tendencia, en 2017 la Región Metropolitana alcanzaría los 10 millones de multas impagas por tag: “Si se mantiene la progresión, esto va a seguir aumentando y es muy probable que se llegue a ese número”.
Una opinión similar entregó el integrante del Consejo de Políticas de Infraestructura, Álvaro González: “Por las matemáticas, vamos a superar los 10 millones de impagos por tag este año. Este aumento tiene correlación con el ingreso de las personas. Cuando hay menos ingresos, tiende a haber infracciones por circular con el tag vencido, sin él o sin patente”.
Al observar por comunas, San Bernardo se mantiene como la zona que más faltas de tránsito acumula: 2.555.366, el 26% del total de las infracciones cursadas en el país.
También lidera las multas por tag: allí se ubica la Autopista Central, la vía concesionada con tag que recibe el flujo del sur, proveniente de la Ruta 5.
Para Daneri, la actual situación “podría afectar no solo a las inversiones hoy vigentes, sino que también, y al momento de la renovación de las concesiones, las tarifas de dichas vías”.
Añade que si el pago de la tarifa no se efectúa, “las vías no pueden financiarse y con ello se afectan las posibilidades de inversiones futuras en lo que se refiere a mayor extensión y mejoramiento del sistema”
El coordinador de concesiones del Ministerio de Obras Públicas, Eduardo Abedrapo, apunta a las concesionarias por el incremento en la morosidad: “Nos interesa que se lleven adelante con las concesionarias todos los esfuerzos de información, porque hay gente que no sabe que tiene cuentas pendientes. También se deben facilitar mecanismos de pago, porque a veces no están operativos a través de sistemas telemáticos o la página web”.

Evasores interurbanos
Otro informe del Ministerio de Obras Públicas -también obtenido por Ley de Transparencia- evidencia que se han detectado morosos en los llamados “tag interurbanos” (pistas con pórticos que se levantan automáticamente, al detectar un tag con la cuenta al día) en las rutas 68 y 5, donde operan. Así, según el oficio, desde mayo de 2013 (cuando fue implementado el sistema) hasta julio de este año, la Ruta 68 (a Valparaíso) acumula 3.190 morosos que adeudan $29.130.468 a la autopista.
En la Ruta 5 Sur la cifra de morosos es mayor, pero su deuda es más baja: a diciembre del año pasado se contaban 8.251 personas con atrasos en sus cuentas, quienes debían $18.781.082.
Desde el MOP explican que en ambos casos se debe a conductores que usaron el tag interurbano, pero que luego, al no pagarlo, siguieron usando la ruta a través del pago manual del peaje.
“En ese caso, los concesionarios tienen mecanismos para impedir que los conductores sigan usando el sistema; hay elementos inductivos para que se pongan al día”, agrega Abedrapo.

Morosos
La Región Metropolitana concentra el 98,4% de las multas impagas.

“En la medida en que aumenta la morosidad, las inversiones futuras se hacen más complejas y costosas”.
LEONARDO DANERI,
PRESIDENTE DE COPSA.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores