Crear una cultura pro innovación es el nuevo desafío de Banigualdad

, Modernización de Empresas, Pequeñas Empresas, Tarjetas y Pagos Electrónicos

La meta es sistematizar los procesos para innovar de cara a generar valor a los microempresarios que atienden.Crear una cultura pro innovación es el nuevo desafío de BanigualdadFundación Empresas Conscientes
Con un modelo de negocio probado en microcrédito y capacitación para emprendedores, además del potencial humano para generar más valor a sus microempresarios, Banigualdad decidió crear la gerencia de innovación.
“Al incorporar la innovación buscamos ser una fundación líder, competitiva, que esté a la vanguardia, cambiando a la par con el mercado y conectada con lo que pasa en su entorno”, señala la gerenta de Innovación de Banigualdad, Alejandra Castillo.
En 2016, la fundación se adjudicó el subsidio “Desarrollo de capacidades para la innovación” de Corfo, para instalar capacidades y cultura de innovación dentro de la organización, resolviendo problemas y desafíos planteados por ellas, y así lograr la generación sistemática de proyectos en esta línea.
Gracias al programa, Banigualdad ha realizado talleres con sus colaboradores para comunicarles el concepto de innovación y generar una reflexión interna sobre ella.
“Estamos trabajando en tres desafíos: mejorar la autosustentabilidad, generar nuevos productos y aumentar nuestra cobertura nacional”, afirma Castillo.
Agrega que para la entidad, uno de los focos clave de la innovación es generar valor al microempresario y lograr impactar en una mejor calidad de vida a través de productos y servicios diferenciadores que cubran sus necesidades.
Indica que un aspecto importante es incorporar nuevas tecnologías en sus servicios y procesos, lo cual permitirá hacer más eficiente las estructuras y la forma en cómo están llegando a los microempresarios. A esto, se suma la creación de redes con otros actores parte de este ecosistema innovador.
Por ahora la fundación está en etapa de estudio de los proyectos, ya que en una primera instancia los procesos de innovación han apuntado en trabajar su propia cultura organizacional y, a su vez, conocer mejor las necesidades actuales de sus microemprendedores.
Castillo visualiza en el mediano plazo una cultura de la innovación instalada, donde los trabajadores tengan una actitud de observación permanente, comprometidos y que participen activamente, dice.
“Deseamos contar con un portafolio nutrido de nuevos proyectos que busquen productos y servicios enfocados en nuestros microempresarios. Por otro lado, queremos potenciar nuestra eficiencia en los procesos a través de la incorporación de tecnología”.


Noticias Relacionadas con este Artículo



Nosotros le podemos ayudar
Etcheberry Consultores